Mundo Lanar en las Jornadas Internacionales Rutas y Desarrollo Local

Una de las inquietudes de Mundo Lanar tiene que ver con el potencial de las Fibras & Tintes Naturales para contribuir con el Desarrollo Local desde un enfoque local, agroecológico y sustentable, precísamente el motivo de nuestra participación en las Jornadas Internacionales Rutas Turísticas y Desarrollo Local organizadas por Turinea, que tendrán lugar esta semana –jueves 26 y viernes 27 de mayo– en el Centro Integrado Isabel La Católica de Medina del Campo, como parte de la programación de la II Feria de Enoturismo Ruta del Vino de Rueda. Quizás os suene Turinea porque es el artífice de un ingenioso proyecto del que ya os hemos hablado en otras ocasiones, llamado Rutas de la Lana, que pone su mirada en nuestra fibra predilecta como instrumento de promoción del Turismo Cultural, articulando para ello una serie de itinerarios turísticos en torno a las rutas del comercio histórico de la lana; una fantástica iniciativa que viene a vertebrar turísticamente el territorio aprovechando una serie de enclaves históricamente asociados con la trashumancia y el comercio de la –por aquellos entonces– preciada lana.



Tijeras de esquilar

Como ya algunos sabéis, además de grandes amantes del patrimonio arquitectónico asociado al mundo de la lana (parte del cual se puede contemplar en este tipo de rutas temáticas), en Mundo Lanar somos asiduos a todo tipo de museos y centros de interpertación que –por la vía histórica, educativa o etnográfica– ponen su atención en un floreciente pasado textil protagonizado por fibras como la lana, el cáñamo, la seda, el lino o el algodón, sin olvidar, aunque habitualmente se omita, el papel que históricamente han jugado los Tintes Naturales en la aportación del color a tan preciadas fibras textiles. Pero aceptando la incuestionable aportación que representan este tipo de legados patimoniales e iniciativas de promoción del conocimiento (aspectos esenciales para la recuperación de la memoria de los Textiles Naturales) surge ahora la necesidad de dar un paso más allá (re)ubicando a las Fibras & Tintes Naturales en el contexto territorial, trascendiendo así la esfera meramente educativa y divulgativa a la que vienen siendo relegadas.



Medina del Campo

El reto ahora es generar los argumentos necesarios para que un sector como el de los Textiles Naturales (para muchos destinado a su desaparición), vuelva a cobrar vida desde un enfoque local y sustentable, (re)articulando los recursos naturales, la agricultura, la ganadería, la artesanía, la industria, el comercio y el consumo, con todas las implicaciones sociales, económicas y culturales que de ello se derivan. Pero no seríamos los primeros en innovar haciendo una relectura de la tradición, ya que son muchos los países que ya están demostrando el extraordinario potencial de Desarrollo Local que ofrecen las Fibras & Tintes Naturales (como elementos esenciales para la creación de textiles sustentables) generando un sinfín de efectos positivos sobre el medio rural, que vendrían a retroalimentarse con los aportados por el conjunto de actividades artesanales (o de pequeña industria) que desde hace algunas décadas se vienen reivindicando desde lo rural:


Fijando población al territorio; recuperando la tradición y el folclore local; generando nuevas oportunidades de empleo; proporcionando actividades económicas saludables; recuperando prácticas sustentables; reviviendo antiguos oficios; favoreciendo la diversificación productiva; generando sinergias intersectoriales; reestableciendo los ciclos campo-ciudad; proporcionando argumentos para una vuelta al campo; creando tejidos productivos de base territorial; aportando valor añadido a materias primas tradicionalmente exportadas; en definitiva, ofreciendo nuevos escenarios de Bien-Estar mediante la implantación de un modelo textil sustentable ligado al territorio, a su historia y a sus gentes.



Rebaños Trashumantes

Será pues un placer poder reflexionar acerca del papel de las Fibras y Tintes Naturales en materia de Rutas Turísticas y Desarrollo Local, conscientes de la embergadura del reto al que nos enfrentamos, por tratarse de un sector residual relegado a las vitrinas de los museos y despertar a priori un escaso interés turístico, lo cual se agrava por no contar con una actividad productiva de respaldo. Para entender el alcance de esta reflexión –que reivindica el renacer de la actividad textil como aspecto esencial (diríamos previo) a su promoción turística– pensemos en una Ruta del Vino sin una actividad económica detrás, o mejor aún, en un mundo en el que se haya dejado de beber vino; en un medio rural sin profesionales dedicados al cultivo de la vid, ni mucho menos a su procesamiento; o en un turista que apenas intuya las virtudes y propiedades del preciado líquido; una Ruta cuyo único incentivo sea visitar viñedos abandonados y ruinas de viejas fábricas; interactuar con la población local para aprender de viticultura; acudir a los museos para conocer los utensilios del enólogo; asistir a demostraciones que simplifiquen el proceso de elaboración de vinos; o sumergirse en los Archivos Históricos para consultar viejos tratados del vino. ¿Hasta qué punto podríamos acercarnos a la cultura del vino mediante este tipo de vestigios?



Ruecas on the road

Por dramático que parezca, el sector de las Fibras y Tintes Naturales se encuentra en una situación análoga, habida cuenta de la generalización de los textiles artificales de orígen petroquímico y el abandono de las actividades tradicionales que durante siglos protagonizaron la creación de textiles naturales. Pero estas limitaciones NI MUCHO MENOS significan que no podamos pensar en iniciativas turísticas ligadas a los Textiles Naturales, pues existen los ingredientes necesarios –centros museísticos, pueblos con historia, enclaves naturales, actividades educativas, expresiones artísticas, establecimientos hoteleros, propuestas de moda, centros de formación y actividades artesanales, entre otros– con los generar interesantes propuestas turísticas capaces de representar un sector (hasta hace escasas décadas) enormemente representativo de nuestros territorios. La mesa está servida.



Pastores trashumantes

Si tienes alguna idea que crees que pueda contribuir a hacer de las Fibras & Tintes naturales un elemento dinamizador del Desarrollo Local y el Turismo Sustentable, no dudes en dejar tu comentario y estaremos encantados de trasladar tus sugerencias e inquietudes a las Jornadas Internacionales de Rutas Turísticas y Desarrollo Local. Recuerda #EntreTodosPodemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *