El Rancho del Esquileo

Llevábamos tiempo queriendo visitarlo aunque nunca encontrábamos el momento de acercarnos y –sin quererlo ni beberlo– de camino a la Feria de la Trashumancia de Brieva de Cameros (La Rioja) y echando un ojo al programa ¡recordamos que estaba en Brieva! Entonces fue buscar sitio para dejar el coche, ver el edificio (que lo conocíamos por fotos), aparcar en un lugar imposible y acercarnos –como hierro atraído por imán-. Por suerte, como estaba de la Feria lo abrian todo el fin de semana, así que pudimos entrar un par de veces, verlo tranquilos e interactuar un poquitín.

La verdad es que lo tienen muy cuco y merece la pena la visita. Tienen piezas interesantes, unas relacionadas con la esquila y otras con la trashumancia como unas preciosas carlancas, que eran los collares con pinchos de hierro que les ponían a los perros pastores para que los lobos ¡antes de morder! se lo pensaran dos veces. También tienen un maniquí del típico esquilador al que no le falta detalle y una reproducción de un carnero que es genial. La rehabilitación del edificio es curiosa pues combina modernidad y tradición, aunque nosotros le hubiéramos sacado una segunda planta mirador, porque es que está a huevo!. Ah! por cierto, recomendado el libro sobre trashumancia en la Rioja y la colección de postales. Una comprita que  ayudará a que todo este trabajo siga para delante.

Lo malo del Rancho es que normalmente no está abierto porque  hoy día no parece ser viable. Lo bueno es que todavía hay gente que ama su territorio -con sus costumbres, historias y tradiciones- y que saca un hueco para que los visitantes puedan disfrutar de este lugar que antiguamente se utilizaba para esquilar y almacenar lana. De ahí el nombre de Rancho del Esquileo, que es el nombre que se le daba a estos lugares.

Queremos felicitar a l@s soci@s de la Asociación Cultural Brita por su simpatía y saber estar pero también porque tienen un mérito increíble. Además de implicarse a tope en la organización de la Feria y en dinamizar el Rancho, se involucran en publicaciones sobre trashumancia y en otras actividades relacionadas con las tradiciones. Esperamos que pronto podamos hacer cosas juntos!

En el otro post os hablaremos un de cómo fué la feria porque había cosas interesantes!. También os hablaremos de Antonio, un atesano de cencerros  de Teruel de los que están en peligro de extinción. Porque aunque parezca que no, aún quedan personajes sorprendentes repartidos por ahí. Muchos que no se mueven de su taller y otros que no se pierden una. Y como nosotros no paramos de viajar y de  tirar del hilo, vamos dando con gente abierta a contarnos su historia y mostrarnos lo que hacen. Si! es una indirecta. Si conoces alguiern interesante que se dedique o se haya dedicado a la trashumancia, al esquileo, al comercio de la lana u ovejas, al hilado, al tejido, a teñir lana o cualquier otra temática relacionada con esta apasionante fibra ¡y abierta a darse a conocer! háznoslo saber!. Allí estaremos nosotros para tomar nota y poner en valor eso que se pierde.

 

Nos despedimos con un olé! para Brieva de Cameros por haber destinado fondos europeos a una cosa tan importante de rescatar porque forma parte de la historia de esos pueblos y otro muy muy especial para la Asociación Cultural Brita por estar ahí con ese entusiasmo imparable. Y sobretodo mucho ánimo e inspiración para dinamizar y hacer viable el Rancho del Esquileo, pues el pueblo, la instalación y la Asociación se lo merecen.

Con todo nuestro cariño y admiración, FELICIDADES Brieva!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading
error: Content is protected !!