Una cocina tintorera!

Estos son algunos detalles de nuestro Dye Room. En realidad es nuestra cocina reconvertida a espacio improvisado para teñir, porque como todavía no tenemos local, cuando hace mal tiempo y no podemos ir al pajar, es el sitio ideal. La tenemos repleta de botes con todo tipo de plantas, setas, líquenes, mordentes y fijadores. Y claro, la gente que entra de nuevas, al ver medidores de PH, termómetros, jarras dosificadoras, balanzas y todo tipo de instrumental tintóreo cree estar en un laboratorio.

Y luego están los fogones, con esas cacerolas gigantes con los Dyebaths, con cuidado siempre de avisar a las visitas para que no metan la cuchara, no vayamos a estar hirviento unas setas tintóreas con propiedades alucinógenas! Una de las ventajas de tener el laboratorio en casa, es que muchas de las plantas con las que teñimos tienen aparte otros usos, como por ejemplo el romero que viene genial para especiar y hacer alcohol de terapeútico que alivia los dolores musculares y los calambres. Y en infusión es bueno para la tos, el catarro y el dolor de cabeza. A nosotros nos encantan los remedios caseros, así que si os apetece compartir alguno, genial!

A veces nos quejamos de que en casa YA NO CABEMOS, pero seguro que cuando tengamos ya el local echaremos de menos  nuestra cocina tintorera. En el fondo nos gusta que las cosas vayan despacio, que el local llegue cuando tenga que llegar.  Nosotros mientras tanto  seguiremos tiñiendo en casa  y felices de la vida. En verdad tiene su encanto porque lo tienes todo a mano y cuando te apetece hacer alguna prueba sólo tienes que dar dos pasos. Tiempo al tiempo!

Una cocina tintorera! – Tintes Naturales – Mundo Lanar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading
error: Content is protected !!