Púrpura tiria. Historia de los Tintes. Parte I

A pesar de que este blog está salpicado de datos históricos, hasta el momento no habíamos dado el salto de abordar el tema de forma explícita, lo que esperamos se traduzca en fructíferos debates en torno a una temática tan desconocida. Tanto para el público en general como para muchos tintoreros, aunque no para aquellos historiadores, filósofos, naturalistas, químicos y arqueólogos, cuya admiración por “lo tintóreo” nos ha permitido conservar este valioso patrimonio. Y son varias las razones que nos han llevado a tomar la decisión compartir nuestra pasión por la Historia de los Tintes Naturales, primero porque es una de nuestras principales fuentes de CONOCIMIENTO E INSPIRACIÓN, segundo porque nos ayuda a comprender mejor la HISTORIA y tercero porque nos sentimos comprometidos con la necesidad de mantener viva esta MEMORIA. Dicho lo cual, ¡vayamos con el púrpura!, no antes sin comentar que este artículo lo dividiremos en sucesivos post para no hacerlos excesivamente largos, ya que el púrpura es uno de los tintes con más historia, más técnicos y que reúne más referencias bibliográficas! Hablaremos de biología, recetas tintóreas, química, mitología, comercio, alquimia, producción y arqueología de este apasionante tinte. Y citaremos a autores como Plinio, Aristóteles o Vitrubio. Un camino apasionante (que comienza con Púrpura tiria. Historia de los Tintes. Parte I) que nos encantaría recorrer contigo! ¿Nos Acompañas?

Murex brandaris. Tinte Natural fuente de Purpura Tiria

UNA HISTORIA DE PODER

 

El color púrpura (ya iremos viendo las razones que lo explican) ha estado siempre intrínsecamente ligado a las jerarquías, por lo que no es exagerado afirmar que la Historia del Poder no puede entenderse sin la Historia de los Tintes. Otro ejemplo de esta maldita asociación, es el color históricamente asociado a Felipe II, quien hacía gala de sólidos colores negros en sus ropajes como símbolo de poder (control de las rutas comerciales y dominio de las tierras de las que provenía el Palo Campeche y lo que es más importante aún, la posesión de los mejores tintoreros del Reino, capaces de obtener un color de no pocas dificultades tecnológicas), logrando de paso ensalzar la seriedad y sobriedad que le caracterizaban, una costumbre que acabó por imponerse como una moda en las cortes europeas durante más de un siglo y que aún hoy sigue dejando huella en las vestimentas más formales y pudientes.

Pero su relación con el poder tenía unas implicaciones mucho más profundas y determinantes, variando su significado a lo largo del tiempo, por lo que no sería acertado generalizar sin tener en cuenta aspectos como la cultura (fenicios, griegos, romanos, bizantinos…) y la época a la que nos refiramos: un lapso de tiempo (que me corrijan los historiadores si me equivoco) que abarca aproximadamente 30 siglos: desde las primeras referencias del púrpura en Asia Menor (allá por el siglo XV a.C), hasta la caída de Constantinopla a mediados del siglo XV. Sea como fuere, lo que es indudable es que las telas y paños teñidos con tinte púrpura fueron objeto de admiración en todo el Mundo Antiguo y uno de los instrumentos de diferenciación social, al menos por la vía del color, más simbólicos que jamás hayan existido.

Por ejemplo, al principio en el Imperio Romano, el majestuoso color púrpura estaba escrupulosamente reservado a las altas instancias, quedando prohibida su utilización fuera de este ámbito como forma de establecer lineas divisorias entre las distintas instancias de poder, de forma que los cargos situados en la cúspide de la pirámide podian lucirlo en mayor grado que los situados en escalafones inferiores de la misma. Con el tiempo, tal fué el significado que adquirió el púrpura que, allá por el siglo IV, su uso quedaría exclusivamente reservado al mismísimo emperador bajo penas muy severas en caso de incumplimiento, y durante ciertos mandatos, incluso prohibida su producción más allá de las fronteras del Imperio. Como puede imaginarse, más de uno cayó en la tentación de producir púrpura por otras vías más económicas empleando otros tintes naturales, costumbre que sería erradicada de forma contundente por la vía sancionadora al más puro estilo romano.

Y como los grandes mandatarios de la Antiguedad se atribuían el papel de representantes de los diosos aquí en la Tierra, el púrpura no tardó en desempeñar un papel significativo en las representaciones religiosas y –como es bien sabido– en las mismísimas instancias eclesiásticas, hasta el punto que desde mediados del siglo XV se distingue a los cardenales por el uso del archiconocido como púrpura cardenalicio, color que les habilita para participar de la elección del sucesor del papa, para actuar de asesores y vía libre para ocupar innumerables cargos de poder en las esferas de la Santa Sede. Como vemos un tinte con mucha miga cuyos entresijos, anécdotas, recetas e historias, no han hecho más que empezar!

 

(Continuará…)

4 comentarios en “Púrpura tiria. Historia de los Tintes. Parte I”

  1. He tenido el placer de participar y disfrutar de la esencia de la hilatura con mundo lanar en una sesión maravillosa.Creo que sois geniales , (ya os lo dije cuando os conocí) y espero disfrutar de nuevo de vuestros talleres.
    Un abrazo.
    Lidia Hernan

    1. Hola Lidia! El placer ya sabes que es nuestro! Disfrutamos muchísimo con lo que hacemos y si encima los asistentes a nuestros talleres son tan receptivos como fué el caso, la satisfacción es doblemente grande! Estamos en contacto! Un abrazo!

  2. Interesantísimo!

    El púrpura es un color que siempre me ha llamado la atención porque es como un poco misterioso! Estaré muy pendiente de vuestras publicaciones. Sinceramente me parece un blog muy novedoso y ameno. Os animo a que sigáis dándole vida a esta sección!

    Enhorabuena!

    Saludos!

    1. No sabes cuanto nos alegramos Ana!

      No sabíamos muy bien la aceptación que iba a tener esta sección dedicada a la Historia de los Tintes y, por lo que se ve parece que está gustando. Ya estamos preparando las siguientes entregas, poco a poco para que los artículos no se hagan tan largos e ir generando un poco de intriga je je porque la historia del púrpura es sencillamente sorprendente!

      Siempre que estéis aquí seguiremos dándole vida a esta sección!

      Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.