Al habla con Guadalupe…

Estrenamos la sección “Al habla con la cultura trashumante” entrevistando a Guadalupe, una encantadora mujer a quién conocimos este verano en la Semana Cultural de la Lana de Guadalaviar (Teruel), ya que participó en nuestros talleres de tintes naturales, hilado con huso, fieltro amasajo y miniteles. La hemos entrevistado porque nos parece que representa un buen ejemplo de famila trashumante, aunque ella no lidie directamente con el ganado. Una mujer clara y directa que reivindica más apoyo a la ganadería extensiva, dotación de unas mínimas infraestructuras para los trashumantes, así como la adecuación urgente de la normativa para favorecer la Trashumancia y garantizar el sostenimiento de la vida rural. Vive –junto con su familia– entre Guadalaviar y Vilches. Valora a quienes saben apreciar la Cultura Trashumante. Lo dicho: Al habla con Guadalupe!

 
Guadalupe
 

¿Qué son para ti las ovejas?

Para mí las ovejas son mí medio de vida ¡Simplemente! Cuanto mejor cuidadas estén, mayor producción nos pueden dar. Es una simbiosis, ya que cuanto mejor las tratratamos, mejor nos tratan ellas a nosotros. Cuando me casé yo no tenía nada que ver con las ovejas. Esa condición venía en el lote. Además era un lote completo porque venían ellas pero también venía la Trashumancia. Jamás me imaginé que iba a acabar metida en este mundo, pero cuando conocí a mi marido y descubrí su medio de vida, simplemente lo acepté. Y una cosa vino detrás de la otra. El motivo definitivo por el que me vine a vivir a Guadalaviar fue el hecho de dejar los estudios, ya que no me dio la nota para estudiar lo que yo quería. Mi marido me insistía en que no lo dejara, pero era más fácil que yo dejara lo mío, que él vendiera las ovejas. Su padre era pastor y junto con su hermano siguieron con la tradición familiar. Empezaron con muy pocas ovejas y poco a poco a poco han ido aumentando el rebaño hasta un total de unas 1300. Van siempre juntos y hasta tienen la misma empega (sello ganadero que se unta de pez para marcar a las ovejas). No se sabe qué oveja es de quién porque lo llevan todo a medias. Y aunque con las exigencias de la Administración cada uno deba tener su propia cartilla ganadera y su propio bolo identificativo en el ganado, ellos no miran si este cordero nació de las ovejas del uno o del otro. Aquí no hay ovejas de nadie.

 
Un alto en el camino
 

¿Qué implica para tí la Trashumancia?

Yo soy un poco la administrativa, ya que soy quién gestiona los papeles que implica ser trashumante. Si tengo que ir a ayudar con los animales (o a lo que sea) voy. Pero ellos son muy pitos. Si pueden no piden ayuda. Cada uno lleva su labor para delante: uno va con el ganado vacío y el otro va con el ganado parido. Y entre ellos se echan una mano cuando lo necesitan. Y con los niños me quedo sola 28 días ya que el 1 de Noviembre sale mi marido de Vereda (desde Guadalaviar) y el 25 llega a Vilches. Y cuando llega yo ya estoy allí esperándolo porque mis hijos tienen que ir a la Escuela. Y el día 1 de junio el ganado sale otra vez andando y llega aquí a Guadalaviar el 24 de julio. Y cuando mis hijos terminan el último examen y pueden evaluarlos nos venimos de nuevo a Guadalaviar. Lo bueno es que a penas coincide con el ciclo escolar (…) ¿La ventaja con la que yo cuento ahora mismo? pues que están respondiendo académicamente muy bien. Entonces puedo permitirme algunos lujillos como bajar un poco más tarde y esas cosas. Además en el colegio no nos ponen ninguna pega, porque ven que me preocupo, que me traigo los libros, que me pongo en contacto con los maestros, que nos coordinamos para que lleven bien las materias y todas esas cosas.

 
El puente de las ovejas
 

¿Cómo lo pasas en ausencia de tu marido?

Perfectamente. En realidad ni me entero porque tienes que hacer y deshacer las maletas, limpiar una casa, limpiar la otra, cuidar de los hijos, estar pendiente de los libros y todo lo que implica llevar una casa. Y a la que te das cuenta, vuelta a empezar. Yo no le hago cánticos de bienvenida (típicos pastoriles) a mi marido cuando llega ni nada de eso. Simplemente se les va a esperar. Allí en Vilches en los encinares, que es donde dejan a las ovejas. Y aquí en Guadalaviar en los Chorros, donde les preparamos la cena llevando cada uno un plato. En Vilches simplemente los recogemos porque vienen a dormir esa noche a casa. Se lleva todo bastante bien. Cuando no se rompe aquí un cacharro se rompe allí. Pero mientras podamos llevarlo, iremos para delante. Este tipo de vida es así. Cuando llegan las fechas es muy feo porque tienes que moverlo todo, pero a la vez es muy bonito porque rompes un invierno y rompes un verano y coges mucha cultura.. Aunque alguna gente no nos trate como debieran… Los profesores alucinan con la manera de hablar de Jorge y con la cultura que tiene. Conoce mucho. A lo mejor algún día te digo que lo he hecho polvo de subirlo y bajarlo, pero a día de hoy yo creo que está cogiendo apertura de mentes. Y aunque no le gusta, lo acepta y lo respeta muchísimo.

 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

Háblanos de Vilches

Allí nos acogen con los brazos abiertos, al igual que nosotros respetamos su cultura, sus fiestas y sus tradiciones. Si me gustan las comparto y en caso contrario pues no las comparto. Allí tienen un concepto de la Trashumancia que cada día se va abriendo más. Normalmente la gente más culta es más abierta, mientras que la de un nivel académico medio-bajo compara el mundo pastoril con incultura y gente muy cerrada. Pero no les puedes hacer cambiar su forma de pensar. Si creen que el pastor es una persona austera, cerrada o inculta pues qué les voy a explicar. Lo único que les puedo decir es que vengan a mi casa un día y lo vean. Con nosotros ha venido gente en la Vereda con muchísimos estudios. Y cuanto más nivel académico han tenido, más le ha gustado todo este mundo y más han admirado lo que implica todo esto. Y cuanto menos nivel pues más hemos sido criticados. También influye el semblante de cada persona. Por el ejemplo mi marido es muy serio y, entonces, pues más. Cada uno es como es. Además, aquel mundo pastoril del chozo y el caldero se perdió. Hoy día somos personas normales y corrientes. Queremos lo mejor para nuestros hijos y para poder llevar esta vida.

 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

¿Se puede decir que mejorado las condiciones del camino?

Para nada! Las condiciones del camino no han mejorado en absoluto. Los que hemos mejorado hemos sido nosotros, porque allí no hay nada. Es que es así. En el camino no hay absolutamente nada. Y si han tenido algún problema lo han solucionado con Jesús Garzón, que nos ha ayudado muchísimo. Por eso llevamos un vehículo de apoyo, tiendas de campaña y otras comodidades que te hacen más fácil el camino. Pero no hay sitios para ducharte o dormir. De eso nada. Las mejoras las has ido introduciendo el propio trashumante. La verdad que es una pena que las administraciones no hagan nada!

 
Polvareda
 

¿Qué papel juega la ganadería extensiva?

¿Que el ganado extensivo en estos pueblos vive en gran parte gracias a la Trashumancia? Verdad. ¿Que no estamos considerados como ganadería ecológica aunque somos 100% natural?. Verdad. Y entonces lo veo una pena. Porque si pagas un comité ecológico eres ecológico y sin embargo a mí, que no hecho una gota de pienso y alimento al ganado de pastos naturales y de bellota, no me consideras ecológico, es muy triste. Que mis corderos se críen a campo abierto, mamando de la madre, comiendo hierba y los tuyos se críen comiendo un pienso que no se debe considerar ecológico pero que es ecológico… ¡Creo que serán más naturales los míos! Y así es, el mejor cordero que tenemos es el cordero de campo. ¡Que quieren ganado cada vez menos! Aunque la Administración se ha dado cuenta que el campo lo limpiamos los que tenemos ganado extensivo. Y si no hay ganado extensivo, ya me dirás tú. Y si te viene un año malo y encima tienes que echar pienso pues apaga y vámonos, porque el pienso es muy caro. ¿Y las fincas en Andalucía? todas particulares. Latifundios y señoriteo todavía! Entonces cuesta todo mucho. Ahora a ver qué pasa con la reforma de la PAC y el llamado pago verde con el que la ganadería extensiva se va a considerar ecológica aunque no lo sea. Vamos a tener el mismo estatus. A lo mejor tenemos suerte y nos dan un empujón. ¡Que la ganadería está fatal!

 
En busca de pastos frescos
 

¿Como ves el relevo generacional?

Fatal. Vamos a mi hijo que ni se le ocurra. O nos dan un empujón económico o desde luego aquí no sigue nadie con esto. Si yo ahora quisiera abrir una explotación ganadera, tendría que cumplir la Licencia de Actividades (todavía por cuajar porque ahora en Aragón se ha incluido la Trashumancia). En Andalucía no te piden más que un código de pastos, es decir, que demuestres que estás pastando en una determinada finca. Y sin embargo en Aragón, ahora no se sabe lo que va a pasar (creemos que se va a suavizar) pero hasta ahora pedían una nave, con tus silos, mecanizada y no sé cuantos más requisitos. Lo que se traduce en una inversión de por lo menos 20.000 euros. ¿Quién en un pueblo va a hacer una inversión para tener un ganado estabulado aquí? Pues el pueblo se irá a pique! Al trashumante sí, nos piden menos requisitos. Si ellos mismos van a echar a todos los pueblos a pique. A todos. Hay que estar loco para hipotecarse en una actividad que ni siquiera te da para comer. Un ganadero nuevo lo tiene muy mal. Como no sea de un padre a un hijo, no veo la forma. Antiguamente se hacía el ganado poco a poco. Mi marido y mi cuñado lo hicieron así. Un año compraban 100 ovejas y al año siguiente compraban 5. Y otro, en lugar de dejar 20 corderos, decidían dejar 60. ¿Y qué mas? Pues solicitando derechos a las reservas; teniendo mucha paciencia, mucha mucha pero que mucha paciencia para conseguir que empiece a darte frutos. ¿Entonces? Qué relevo va a haber. Ninguno.

 
Pastando de tranqui

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.